5 formas creativas de comer más verduras

Incluir verduras en sus comidas es extremadamente importante. Las verduras son ricas en nutrientes y antioxidantes, que mejoran su salud y ayudan a combatir las enfermedades.

Además, son beneficiosos para el control de peso debido a su bajo contenido calórico.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo recomiendan que los adultos consuman varias porciones de verduras al día, pero esto puede resultar difícil para algunas personas.

A algunos les resulta inconveniente comer verduras, mientras que otros simplemente no están seguros de cómo prepararlos de forma apetitosa.

Cubriremos algunas formas únicas en que puede incorporar verduras en su plan de alimentación, para que nunca se canse de comerlas.

  1. Prepare sopas a base de verduras: las sopas son una excelente manera de consumir varias porciones de verduras a la vez.

Puede hacer que las verduras sean la «base» haciéndolas puré y agregando especias, como en esta sopa de brócoli, espinacas y quinoa.

Además, es sencillo cocinar verduras en sopas a base de caldo o crema.

Agregar incluso una pequeña cantidad de verduras adicionales, como el brócoli, a las sopas es una excelente manera de aumentar la ingesta de fibra, vitaminas y minerales.

  1. Pruebe lasaña de calabacín: Otra forma creativa de comer más verduras es haciendo lasaña de calabacín sin pasta.

La lasaña tradicional es un plato a base de pasta que se elabora con capas de fideos de lasaña con salsa, queso y carne. Es sabroso, pero también suele ser muy alto en carbohidratos y no viene con verduras automáticamente.

Una excelente manera de preparar este delicioso platillo para que tenga menor contenido de carbohidratos y más nutrientes es reemplazar los fideos de lasaña con tiras de calabacín.

El calabacín es una rica fuente de vitaminas B y vitamina C, además de oligoelementos y fibra.

Tome su receta de lasaña favorita y reemplace esos fideos con tiras de calabacín en rodajas con un pelador de verduras. Consejo: salar el calabacín, déjelo reposar durante 15 minutos y séquelo con una toalla de papel para sacar el agua extra.

  1. Experimente con fideos vegetarianos: Los fideos vegetarianos son fáciles de hacer y una excelente manera de incluir más vegetales en su plan de alimentación. También son un excelente sustituto bajo en carbohidratos de los alimentos ricos en carbohidratos, como la pasta.

Se elaboran insertando verduras en un espiralizador, que las procesa en formas parecidas a fideos.

Puede utilizar un espiralizador para casi cualquier tipo de vegetal. Se usan comúnmente para calabacines, zanahorias, calabacines y batatas, todos los cuales vienen llenos de nutrientes adicionales.

Una vez que se hacen los “fideos”, se pueden consumir como pasta y combinar con salsas, otras verduras o carne.

  1. Agregue vegetales a las salsas: Agregar vegetales adicionales a sus salsas y aderezos es una forma engañosa de aumentar su consumo de vegetales, especialmente si tiene niños quisquillosos.

Mientras cocina salsas, como salsa marinara, simplemente agregue algunas verduras y hierbas de su elección a la mezcla, como cebollas picadas, zanahorias, pimientos morrones y verduras de hoja verde como espinacas.

Hacer puré de tubérculos asados ​​puede dar como resultado salsas ricas con una sensación similar a la de Alfredo. Piense en zanahorias, batatas, calabacines, nabos, ñame morado, remolacha y colinabo.

Intente hacer pesto con remolacha asada para obtener el plato más vibrante de todos los tiempos.

  1. Haga una base de pizza de coliflor: la coliflor es extremadamente versátil. Puede arrojarlo, asarlo, pegarlo en un guiso, hacer puré para obtener una bondad sedosa y convertirlo en una base de pizza.

Reemplazar una base de pizza normal a base de harina por una base de coliflor es tan fácil como combinar coliflor finamente picada y escurrida con huevos, harina de almendras y algunos condimentos.

Luego, puede agregar sus propios ingredientes, como verduras frescas, salsa de tomate y queso.

Una taza (100 gramos) de coliflor contiene solo alrededor de 5 gramos de carbohidratos y 26 calorías, además de mucha fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Cómo preparar una clásica lasagna

Ingredientes:

1 cucharada de aceite de oliva
2 tiras de tocino ahumado
1 cebolla finamente picada
1 rama de apio finamente picada
1 zanahoria mediana rallada
2 dientes de ajo finamente picados
500g de carne picada
1 cucharada de puré de tomate
2 latas de 400g de tomates picados
1 cucharada de miel clara
Paquete de 500g láminas de lasaña de huevo fresco
400 ml de crema fresca
125 g de mozzarella de bola, desgarrada
50g de parmesano recién rallado
un puñado de hojas grandes de albahaca, rasgadas (opcional)

Preparación

PASO 1: Caliente el aceite en una cacerola grande. Use tijeras de cocina para cortar el tocino en trozos pequeños o use un cuchillo afilado para picarlo en una tabla de cortar. Agregue el tocino a la sartén y cocine por unos minutos hasta que comience a dorarse. Agrega la cebolla, el apio y la zanahoria y cocina a fuego medio durante 5 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablanden.

PASO 2: Agregue el ajo y cocine por 1 min, luego vierta la carne picada y cocine, revolviendo y partiéndola con una cuchara de madera, por unos 6 minutos hasta que se dore por completo.

PASO 3: Agregue el puré de tomate y cocine por 1 min, mezclando bien con la carne y las verduras. Añade los tomates picados. Llene cada lata hasta la mitad con agua para enjuagar los tomates que hayan quedado en la lata y agréguelos a la sartén. Agrega la miel y sazona al gusto. Cocine a fuego lento durante 20 minutos.

PASO 4: Caliente el horno a 200C / 180C ventilador / gas 6. Para montar la lasaña, vierta un poco de salsa ragú en el fondo de la fuente para asar o cazuela, esparciendo la salsa por toda la base. Coloque 2 hojas de lasaña encima de la salsa superponiendo para que encaje, luego repita con más salsa y otra capa de pasta. Repita con otras 2 capas de salsa y pasta, terminando con una capa de pasta.

PASO 5: Ponga la crème fraîche en un bol y mezcle con 2 cucharadas de agua para aflojarla y hacer una salsa fluida suave. Vierta esto sobre la parte superior de la pasta, luego cubra con la mozzarella. Espolvoree queso parmesano por encima y hornee durante 25 a 30 minutos hasta que esté dorado y burbujeante. Sirva esparcido con albahaca, si lo desea.

6 sabrosas alternativas a la sal

La sal es una de las especias más comunes.

Si bien su uso con moderación no suele ser una preocupación, el consumo excesivo de sal se ha relacionado con la presión arterial alta y otros problemas de salud.

Muchas personas con enfermedades crónicas deben reducir el consumo de sal, y la población estadounidense generalmente come demasiada.

En su lugar, puede probar varias hierbas, especias y otros ingredientes para agregar una explosión de sabor a su plato favorito.

Aquí hay 6 sabrosos sustitutos de la sal.

  1. Ajo
    El ajo es una especia picante que aumenta el sabor sin aumentar el contenido de sodio.

Puede reducir la sal y duplicar la cantidad de ajo en recetas de salsas de tomate y adobos. El ajo también sabe delicioso en sopas y salteados.

Además, esta verdura de allium está cargada de beneficios para la salud. Los estudios demuestran que los compuestos de ajo pueden estimular la inmunidad, reducir la presión arterial y promover la salud del cerebro.

  1. Jugo o ralladura de limón
    Los cítricos, especialmente el jugo y la ralladura de limón, son una excelente alternativa a la sal en algunas recetas.

Como fuente de ácido, el jugo de limón actúa de manera similar a la sal al resaltar los sabores de un plato. Mientras tanto, la ralladura de limón aporta un sabor cítrico aún más potente. El jugo y la ralladura de las limas y las naranjas también tienen estos efectos.

Los cítricos se pueden rociar sobre verduras cocidas y se pueden usar en aderezos para ensaladas y adobos para carne y pescado.

  1. Pimienta negra molida
    La sal y la pimienta son un dúo culinario clásico.

Sin embargo, si está buscando reducir el consumo de sal, simplemente busque el pimentero. La pimienta negra es una buena adición a sopas, asados, pastas y otros platos salados.

Además, la pimienta negra puede disminuir la inflamación que está relacionada con enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y cáncer.

También puede probar la pimienta blanca, las mezclas de granos de pimienta y las alternativas de la pimienta, como los jalapeños, los chiles y los pimientos de cayena.

  1. Eneldo
    El sabor fresco del eneldo, con toques de apio e hinojo, lo convierte en una sabrosa alternativa a la sal.

El eneldo es un sustituto especialmente bueno en platos con pescado, patatas y pepinos. Puede espolvorearlo sobre el salmón, usarlo como condimento principal en la ensalada de papas o agregarlo al jugo de limón o lima para platos de pescado.

  1. Cebolla seca o cebolla en polvo
    Al igual que el ajo, la cebolla ofrece un impulso de sabor a casi cualquier receta salada.

En particular, la cebolla seca o el polvo de cebolla es más potente que la cebolla fresca y se puede cambiar por sal en salteados, sopas, guisos, salsas y salsas. Ofrece un toque picante con un toque de dulzura.

  1. Levadura nutricional
    La levadura nutricional es una levadura desactivada que se vende en copos y en polvo.

Conocido por su sabor a queso y sabroso, funciona bien en palomitas de maíz, pastas y cereales. A pesar de su sabor cursi, no contiene lácteos.

El uso de levadura nutricional en lugar de sal también puede tener beneficios para la salud. La fibra de beta glucano en la levadura nutricional puede ayudar a reducir el colesterol, reduciendo potencialmente el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los 10 mejores carbohidratos saludables

Tendemos a pensar en los carbohidratos como «malos» para nosotros, pero los carbohidratos saludables pueden ser algunos de los alimentos más saludables para comer.


Diez carbohidratos saludables

10.) Arroz integral: la clave aquí es integral, con las hojas de fibra en su lugar. Las alergias al arroz son raras y se digiere fácilmente sin demasiada angustia, hinchazón o gases. Es mejor para perder grasa mantener los tamaños de las porciones por debajo de 1 taza cocida o 1/4 taza de peso seco.

9.) Harina de avena integral cortada en acero: no los copos de avena que creciste comiendo, sino quizás lo que tu abuela creció comiendo. Esta es la avena integral con todas las valiosas fibras y nutrientes intactos. Se tarda un poco más en cocinar, pero el sabor a nuez y la respuesta más lenta a la insulina valen la pena. Al igual que con el arroz integral, mantenga el tamaño de las porciones por debajo de 1 taza cocida o 1/4 taza de peso seco.

8.) Quinua: Otro grano de cereal alto en fibra y sin gluten. Mayor contenido de fibra y minerales que la avena o el arroz para un mejor control de la insulina. Si el sabor no le conviene al principio, mezcle 1: 1 con avena hasta que se acostumbre. Una vez que lo esté, quedará enganchado y comerá carbohidratos más saludables.

7.) Ñame / batatas: Estos tubérculos se preparan mejor al horno, con piel. No hay muchos más carbohidratos que un russet normal de tamaño similar, pero más fibra, vitaminas y minerales. Me gustan horneados, luego refrigerados fríos y espolvoreados con un poco de canela, nuez moscada y pimienta de Jamaica.

6.) Calabazas de invierno: Las calabazas, las calabazas, los espaguetis o las bellotas son muy nutritivas y ahora se pueden encontrar en los mercados durante todo el año en la mayoría de los lugares. Córtelos por la mitad, saque las semillas y hornéelos con la piel hacia arriba sobre 1/4 ”de agua. Estos están llenos de fibra, vitaminas y minerales y un buen cambio de ritmo.

5.) Guisantes y legumbres: la mayoría de las variedades de frijoles y los guisantes verdes encajan perfectamente como carbohidratos saludables. Elija entre frijoles negros, pintos, azul marino, riñón, blancos, rojos, garbanzos, garbanzos, etc., ya que todos son ricos en fibra y muy llenos. El contenido de proteínas, junto con la fibra, te llena sin llenarte al mantener baja la respuesta a la insulina. Para obtener mejores resultados, remoje y cocine lentamente. ¡Como bocadillo, pruebe el hummus!

4.) Vegetales fibrosos coloridos: pimientos rojos, amarillos y naranjas, judías verdes, remolacha, calabaza amarilla de verano, calabacín, berenjena morada, zanahorias, chirivías, chiles rojos y verdes … los colores significan carotenoides y muchos carotenoides mixtos significan más cobertura antioxidante. Una amplia variedad de vegetales coloridos en su dieta mejorará su salud y hará que su piel brille. Casi no hay inconvenientes en la cantidad de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fibra (con pocas calorías) que proporcionan.

3.) Súper frutas: Las frutas son carbohidratos saludables, llenas de fibra y enzimas, y con su rápida digestión pero su lenta respuesta a la insulina las hace ideales para un impulso de energía instantáneo. Pero no todas las frutas son iguales y la mayoría ni siquiera están en esta lista, pero unas pocas llegan casi a la cima. Las moras, los arándanos, las frambuesas, las granadas, los arándanos y el acai son alimentos increíbles. Sentirá la diferencia cuando las coma frente a otras frutas. Son excelentes cuando está enfermo o cuando hace mucho ejercicio, para obtener ese nivel adicional de protección. Alto contenido de antioxidantes, fitonutrientes, enzimas, fibra y vitaminas con calorías moderadas que le brindan una gran rentabilidad. También tienen efectos limpiadores y alcalinizantes en su interior, que junto con todos los antioxidantes, proporcionan un enorme impulso inmunológico y mantienen su sistema digestivo funcionando correctamente.

2.) Vegetales de hojas verdes: la col rizada, las algas marinas, las hojas de nabo, las hojas de berza, las hojas de mostaza, las hojas de remolacha, la chlorella, la hierba de trigo, la escarola, los brotes de alfalfa, las lechugas de primavera, la espirulina y las espinacas son muy bajas en calorías, pero muy nutritivas. densos, ocupan un lugar muy alto en mi lista de carbohidratos preferidos. Incluya estas varias comidas a la semana y cubrirán casi cualquier base que se haya perdido. Tienen minerales, fitonutrientes, fibra y vitaminas en grandes cantidades. Estos también son alcalinizantes y limpiadores, lo que mantiene su sistema digestivo funcionando a plena capacidad.

1.) Vegetales crucíferos: el brócoli, el brócoli rabe, la coliflor, el bok choy, el repollo napa, el repollo chino, los repollos verdes y morados tal vez no sean tan altos en micronutrientes como los vegetales de hoja verde o las súper frutas, pero contienen DIM o diindolimetano, un fitonutriente que actúa como un agente de eliminación de estrógenos. El exceso de estrógeno afecta a casi cualquier persona que tenga sobrepeso o que haya practicado malos hábitos alimenticios durante algún tiempo. Cuando te deshaces del exceso de estrógeno, liberas testosterona para que haga su trabajo de desarrollar músculo a expensas de la grasa corporal. Lo mejor es consumir estos increíbles alimentos en grandes cantidades. Pruebe el brócoli rabe o baby bok choy, salteados en un poco de aceite de oliva, con sal marina y ajo. Pruebe puré de coliflor en lugar de puré de papas, es excelente.

En el Sardinero contamos hoy día con diferentes divisiones consolidadas, somos una empresa con mucha pasión, la increíble visión y la determinación de la familia se aprovechan con entusiasmo de una nueva generación, continuando con las tradiciones innovadoras que comenzaron hace más de 80 años.

Cómo hacer que tu familia coma más frutas y verduras

¿Cómo puede persuadir a su familia para que comience a comer más frutas y verduras frescas?

Es una pregunta importante en estos días, con cada vez más personas que consumen comidas preparadas con pocas verduras.

Cambiar los hábitos puede llevar un poco de tiempo, pero hágalo paso a paso.

Hemos descrito algunas formas de incorporar fácilmente más frutas y verduras a su dieta a diario.
Solo algunos de estos sencillos cambios pueden tener un impacto significativo en la salud de su familia.

5 formas de hacer que su familia coma más frutas y verduras:

  1. Agregue fruta a los cereales para el desayuno. Cubra con la mitad de un plátano en rodajas o bayas o la mitad de una manzana picada.
  2. Compre jugos de frutas que no estén hechos de concentrado. Sirva un vaso para todos los miembros de su familia, cada hora del desayuno.
  3. Los batidos son deliciosos para el desayuno y todo lo que necesita es una licuadora para preparar yogur, jugo, frutas blandas y jugo de frutas bajos en grasa.
  4. Reconsidere la forma en que sirve la cena. No deje el plato medio cubierto con carne, con una cucharada pequeña de verduras escondida detrás. Invierta gradualmente la proporción, de modo que la parte principal del plato se llene con generosas raciones de verduras. Es más fácil si cocina dos o más variedades.
  5. Una manzana de postre no tiene brillo, pero si la presenta con elegancia, es más probable que se la coma. Cortar la manzana y desplegarla en abanico, hacer lo mismo con una naranja y una pera, pasar dos minutos colocándolas en un plato y antes de que te des cuenta, se lo han comido todo, y son dos porciones de fruta que se comen, sin problemas.

Y ahí lo tienes. Cualquiera o todos estos son fáciles de incorporar a la rutina diaria una vez que comience. Lo prometo. Pruébalo.
Más consejos para niños:

¿No puede hacer que los niños coman sus frutas y verduras? ¡Intenta esconderlos!

Corte verduras como calabacín, zanahorias, apio en trozos muy pequeños o ralle y agregue a cosas como salsa de espagueti. Ni siquiera se darán cuenta y probablemente se lo comerán enseguida. Si todavía es demasiado grueso para los quisquillosos con la comida, simplemente bátelo en la licuadora antes de dárselo también. Ni siquiera sabrán que están comiendo sano.

El Sardinero es una organización dedicada a los alimentos en México.

Fáciles y deliciosas fajitas de pollo

¿Necesita una comida sencilla y vibrante entre semana que le encantará a la familia? Arme estas fajitas de pollo fáciles y podrá crear sus propias obras maestras en la mesa

Ingredientes

2 pechugas de pollo grandes, finamente rebanadas
1 cebolla morada, finamente rebanada
1 pimiento rojo en rodajas

Para el adobo

1 cucharada colmada de pimentón ahumado
1 cucharada de cilantro molido
1 pizca de comino molido
2 dientes de ajo medianos, triturados
4 cucharadas de aceite de oliva
Jugo de 1 lima
4-5 gotas de Tabasco

Servir

6 tortillas medianas
bolsa de ensalada mixta

Método

PASO 1

Caliente el horno a 200C / 180C ventilador / gas 6 y envuelva 6 tortillas medianas en papel de aluminio.

PASO 2

Mezcle 1 cucharada colmada de pimentón ahumado, 1 cucharada de cilantro molido, una pizca de comino molido, 2 dientes de ajo machacados, 4 cucharadas de aceite de oliva, el jugo de 1 lima y 4-5 gotas de Tabasco en un recipiente con una pizca grande de sal y pimienta.

PASO 3

Agregue al adobo 2 pechugas de pollo finamente rebanadas, 1 cebolla roja finamente rebanada, 1 pimiento rojo rebanado y 1 chile rojo finamente rebanado, si lo usa.

PASO 4

Caliente una sartén hasta que esté humeante y agregue el pollo y la marinada a la sartén.

PASO 5

Mantenga todo en movimiento a fuego alto durante unos 5 minutos con unas pinzas hasta que obtenga un agradable efecto carbonizado. Si su sartén es pequeña, es posible que deba hacer esto en dos lotes.

PASO 6

Para comprobar que el pollo está cocido, busque la parte más gruesa y parta por la mitad; si alguna parte aún está cruda, cocine hasta que esté lista.

PASO 7

Ponga las tortillas en el horno a calentar y sírvelas con el pollo cocido y una bolsa de ensalada mixta.

Bocadillos de dieta

La parte más difícil del control de peso es qué hacer con los dolores de hambre.

Estos bocadillos dietéticos, algunos de ellos bocadillos de 100 calorías, todos ellos bocadillos bajos en calorías, lo pondrán en el camino hacia una pérdida de peso natural exitosa.

¿Uno de los mejores consejos para adelgazar? ¡Come para adelgazar!

La pérdida de peso saludable no implica pasar hambre. Realmente puede comer para perder peso si eso implica una alimentación saludable.

Nuestras ideas de bocadillos saludables le permiten perder peso sin hacer dieta y le muestran que no tiene que eliminar los bocadillos cuando está cuidando lo que come.

Elegir los refrigerios adecuados puede mantenerlo al día con su plan de alimentación saludable. De hecho, los refrigerios saludables pueden ser lo que te ayude a seguir adelante.

Bocadillos dietéticos para una pérdida de peso saludable

Palomitas de maiz

Las palomitas de maíz son una excelente merienda baja en grasas y calorías. ¡Solo sostenga la mantequilla! Un tazón de palomitas de maíz simples y hechas con aire tiene solo 31 calorías, por lo que puede tomar 3 tazas llenas y aún estar por debajo del límite de 100 calorías para bocadillos.

¿Necesitas un poco más de sabor? Póngalo a la antigua usanza con solo un poco de aceite. El aceite agrega mucho sabor y, debido a que no usa mucho, no agrega demasiadas calorías por porción. Una taza de palomitas de maíz con aceite contiene aproximadamente 50 calorías, por lo que si desea un poco más de sabor, debe reducir el tamaño de la porción un poco a 2 tazas aproximadamente.
Fresas con Dip de Chocolate

Puede que esto no parezca que pertenece a los bocadillos de 100 calorías, pero es eso o incluso menos. Una cucharada de jarabe de chocolate tiene aproximadamente 55 calorías. Si usa un jarabe de chocolate ligero, puede usar aproximadamente 2 cucharadas para esas mismas 50 calorías.

Una fresa mediana tiene solo 4 calorías, por lo que si agrega de 10 a 12 fresas a su 1 o 2 cucharadas de jarabe de chocolate, tiene un bocadillo deliciosamente dulce de 100 calorías.

Y recuerda, cuanto más oscuro sea el chocolate, mejor. El chocolate negro contiene antioxidantes. Entonces, si derrite uno o dos cuadrados de chocolate negro, también está comiendo saludablemente. Es una idea mucho mejor que el jarabe de chocolate.
Huevos

Un huevo duro es uno de los mejores bocadillos dietéticos. Es un alimento con proteínas magras, lleno de nutrientes, sin grasas y que contiene alrededor de 50 a 70 calorías, dependiendo del tamaño del huevo. Si desea aumentar un poco el cociente de sabor, agregue un toque de mayonesa o yogur a las yemas para obtener una sabrosa receta de huevos rellenos. Use mayonesa baja en grasa si lo prefiere.

Ensalada

De acuerdo, puede que esté cansado de escuchar que las ensaladas son excelentes bocadillos dietéticos, pero realmente lo son. Agregue muchas verduras picadas bajas en calorías y use un poco de aderezo bajo en grasa o incluso salsa para mejorar el sabor. Agregue ajo picado, un poco de cebolla en polvo y algunas especias como pimienta de cayena y mostaza seca al yogur natural para un aderezo rápido.

Y no olvide los palitos de verduras. Siempre son una buena apuesta y, sumergidos en un aderezo o aderezo bajo en calorías, rara vez están fuera de los límites.

Mantequilla de maní

La mantequilla de maní es otro de los mejores bocadillos dietéticos. Es una proteína completa y contiene algo de fibra dietética, por lo que te llena.

Una cucharada de mantequilla de maní contiene poco menos de 100 calorías, por lo que si la usa con moderación y la come con un par de galletas integrales, es un excelente bocadillo bajo en calorías que realmente sacia su hambre.

Batidos

Los batidos de frutas no tienen por qué ser ricos en calorías. Pueden ser la manera perfecta de disfrutar de la fruta como refrigerio bajo en calorías.

Este es un gran consejo: congele los plátanos demasiado maduros y utilícelos en su próximo batido. Un plátano entero, fresco o congelado, mezclado con un poco de leche baja en grasa o descremada, un poco de hielo y extracto de vainilla o algunas fresas, no solo es un maravilloso refrigerio bajo en calorías, también es un excelente desayuno para llevar. Intente agregar una cucharada de proteína en polvo de buena calidad para un tratamiento realmente saludable.

Aquí encontrará varias recetas deliciosas de batidos. Las fresas, frambuesas y arándanos son adiciones saludables bajas en calorías para cualquier batido. Solo recuerda que el par de recetas que incluyen almíbar te sacarán del estado de los snacks dietéticos.

Papas

¡Sí, patatas! Las papas, o mejor aún, las batatas, no son alimentos ricos en calorías por sí solos. Son todas esas cosas deliciosas que les agregamos, como mantequilla y crema agria, las que contienen las calorías. Las patatas y las batatas también tienen muchos nutrientes saludables.

Si simplemente corta una papa o batata en rodajas finas y las hornea, son bocadillos sabrosos y bajos en calorías. Simplemente rocíe o espolvoree un toque de aceite de oliva saludable sobre ellos para mantenerlos húmedos mientras se cocinan. Hornéalos a fuego medio alto (alrededor de 375ºF) durante unos 20-25 minutos. Recuerde que las cuñas deben ser delgadas. Si están más espesos, cocínelos por más tiempo. Qué regalo tan maravilloso y todo bajo la categoría de alimentación saludable para la pérdida de peso natural.

Todos estos bocadillos dietéticos bajos en calorías te ayudarán a perder peso sin hacer dieta. La pérdida de peso natural es la mejor pérdida de peso.

Alimentos que aceleran el metabolismo

Hacer dieta puede parecer difícil, pero incluir alimentos que aceleren el metabolismo puede hacer el viaje mucho más fácil.

En realidad, hay alimentos que aumentan el metabolismo, alimentos saludables que hacen que tu metabolismo trabaje más y te ayudan a perder peso.

La velocidad de su metabolismo es lo que determina qué tan rápida y eficientemente se queman las calorías, por lo que es importante asegurarse de que está haciendo todo lo posible para mantenerlo funcionando a alta velocidad, no solo para perder peso, sino para una salud máxima en general.

El hecho de que tenga un metabolismo lento o rápido está determinado por varios factores, entre los que se incluyen la edad, el sexo, la proporción de músculo magro con respecto a la grasa de su cuerpo y, hasta cierto punto, la herencia.

La velocidad de su metabolismo también puede verse influenciada por ciertos medicamentos y la salud de su glándula tiroides.

Aparte de estas otras influencias y si su metabolismo es actualmente lento o rápido, es posible que pueda impulsar el metabolismo de forma natural al incorporar más de ciertos alimentos en su dieta.

Todos sabemos en nuestro corazón que las dietas extremadamente bajas en calorías no funcionan. Realmente tienes que comer para perder peso. Si no le da a su cuerpo suficiente comida para trabajar, entra en modo de inanición y realmente se aferra a cada parte de la nutrición de la comida que le da, lo que nos impide perder peso. Por lo tanto, perder peso se vuelve cada vez más difícil cada vez que comienza con otra dieta extremadamente baja en calorías.

Al comer pequeñas comidas y bocadillos a lo largo del día, le da a su cuerpo suficiente energía para satisfacerlo y liberar el peso. Sin embargo, lo que elegimos comer también es muy importante. Ciertos alimentos hacen que su cuerpo trabaje más y estos alimentos pueden acelerar el metabolismo y se recomiendan para todas las dietas saludables.

Aumenta el metabolismo de forma natural con alimentos ricos en proteínas

Los alimentos ricos en proteínas, como las carnes magras, las aves, el pescado e incluso algunos frutos secos, hacen que su cuerpo trabaje más para procesarlos. Por tanto, queman más calorías. El solo hecho de asegurarse de consumir un alimento rico en proteínas magras en cada comida puede ayudar a aumentar su metabolismo.

Aumenta el metabolismo de forma natural con calcio

¿Cómo le ayuda a perder peso consumir las cantidades adecuadas de calcio todos los días?

Su cuerpo retendrá la grasa y ralentizará su metabolismo si no recibe la cantidad adecuada de calcio. Cuando su cuerpo tiene el calcio que necesita, puede soltar la grasa para que pueda perder peso.

El consumo de leche, yogur y queso bajos en grasa es una excelente manera de obtener su calcio diario. Solo 1/4 de taza de almendras contiene una gran cantidad de calcio. Las legumbres como las judías verdes, las hojas de nabo, las sardinas y el salmón (con espinas) también son excelentes fuentes de calcio.

Sin embargo, tenga en cuenta que el consumo regular de carnes rojas, sal, cafeína, alcohol, grasas saturadas y refrescos carbonatados puede reducir o inhibir la absorción de calcio en su cuerpo. Así que limitarlos es una buena idea.

Aumenta el metabolismo de forma natural con verduras

Otra categoría de alimentos que aceleran el metabolismo son los vegetales. Los alimentos que contienen altas cantidades de fibra, como el brócoli, el repollo, la coliflor y las zanahorias, hacen que su cuerpo trabaje más para digerirlos.

La fibra es un carbohidrato no digerible, por lo que su cuerpo quema más calorías tratando de digerirlo. También encontrará que se sentirá satisfecho por más tiempo cuando coma estas verduras, lo que puede ayudarlo a comer menos.

El brócoli, el repollo y la coliflor son parte de la familia de verduras crucíferas. Son alimentos muy saludables para comer por varias razones, tanto que se han incluido en nuestra lista de los 10 alimentos más saludables para comer.

Aumenta el metabolismo de forma natural con frutas

Las frutas se consideran alimentos que aceleran el metabolismo porque contienen tanto fibra como fructosa, las cuales hacen que el cuerpo trabaje más para digerirlas.

Comer frutas como arándanos, fresas, naranjas, toronjas o manzanas puede hacer que se sienta lleno por más tiempo, ya que su cuerpo quema calorías para digerirlas.

Se recomienda comer tres porciones de fruta todos los días, pero asegúrese de distribuir estas porciones a lo largo del día. La razón de esto es que la fructosa en la fruta se metaboliza lentamente y consumir demasiada a la vez puede hacer que su sistema digestivo se hinche. Una porción de fruta a intervalos durante el día ayudará a que su sistema se mantenga regulado mientras acelera el metabolismo.

Aumenta el metabolismo de forma natural con agua

¿Estás cansado de escuchar que necesitamos beber 8 vasos de agua al día? Bueno, la verdad es que mantenerse hidratado es una de las mejores formas de mantener tu cuerpo funcionando sin problemas.

Sin suficiente agua, su hígado comenzará a usar su energía para almacenar agua en lugar de quemar calorías. Esta deshidratación de tu cuerpo tiene muchos resultados negativos además de la ralentización de tu metabolismo. Así que bebe agua y mantente hidratado para acelerar el metabolismo.

Puede ver que en realidad hay alimentos que aceleran el metabolismo. Ninguno de estos consejos hará que pierda varios kilos por semana por sí solo, pero llevar una dieta saludable que contenga una variedad de alimentos que son naturalmente buenos para usted es una de las mejores formas de estimular el metabolismo para que pueda quemar esas calorías no deseadas.

El acceso a los alimentos es un derecho humano, no un privilegio

Jorge Carlos Fernández Francés explica las consecuencias de quienes viven en los desiertos alimentarios y cómo la enseñanza podría ayudar a estas comunidades a prosperar.

Una de las cosas que recordaremos de la crisis del coronavirus es el hecho de que la gente se volvió loca por el papel higiénico. Imágenes de Finlandia a Florida mostraban compradores con carritos llenos de cosas, así como los estantes vacíos y maltrechos de los que se tomaron.

Después, vino el acaparamiento de alimentos envasados ​​y congelados; la comida fresca hacía mucho que se había acabado. De manera bastante más prosaica, y ciertamente más preocupante, fue el hecho de que no había harina. Ni siquiera había levadura. En esas primeras semanas, las personas que intentaban averiguar dónde podían conseguir harina, aprender qué hacer con la harina que acababan de comprar o cómo hacer pan sin levadura.

Durante los días y las semanas siguientes, los medios de comunicación realizaron entrevistas con ejecutivos de los supermercados para asegurarles a las personas que no había escasez de alimentos per se y que las brechas en la cadena de suministro se solucionarían eventualmente. Y lo fueron; en unas semanas las compras volvieron a la normalidad, aunque con máscaras y distanciamiento social. La razón por la que todo esto es tan importante es que la mayoría de la gente experimentó, por primera vez, lo que es no poder salir y comprar lo que quiera comprar. Para muchas personas, sin embargo, esta no fue una experiencia nueva.

Los desiertos alimentarios se definen como áreas en las que las personas tienen un acceso muy limitado a alimentos frescos y asequibles debido a la pobreza, la falta de transporte público y / o la escasez de tiendas que venden dichos alimentos. Las personas que viven en desiertos alimentarios no pueden comprar alimentos frescos, aunque lo deseen.

La situación no solo es trágica e injusta, tiene graves consecuencias sociales. Las personas que viven en desiertos alimentarios tienen tasas más altas de obesidad y diabetes que las personas que no lo hacen. Esto significa que también corren un mayor riesgo de otras afecciones de salud graves que pueden afectar negativamente su capacidad para desarrollar riqueza. Las comunidades en los desiertos alimentarios se vuelven más pobres y, al hacerlo, es menos probable que las tiendas que venden alimentos frescos se muden y se queden. Es una espiral descendente y los bancos de alimentos y otras iniciativas «de afuera hacia adentro» no cambian su dirección. Con esto quiero decir que no comienzan dentro de la comunidad.

El término desierto alimentario es controvertido. La activista por la justicia alimentaria, Karen Washington, siente que el término es inapropiado y limitante porque un desierto nos hace pensar en un lugar donde nada crecerá jamás, un lugar sin potencial. Pero donde hay gente, hay un gran potencial para la comunidad, y donde hay comunidad, hay oportunidades para mejorar la salud física y mental, la creación de riqueza y el desarrollo social.

Washington es una agricultora que enseña a la gente cómo cultivar y vender alimentos frescos. Este tipo de soluciones «de adentro hacia afuera» revierten esa espiral descendente porque desarrollan tanto la salud como la riqueza a nivel local. A diferencia de «de afuera hacia adentro», las iniciativas de «adentro hacia afuera» comienzan en la comunidad y llegan al exterior.

Necesitamos invertir en formación; Al alentar a los empresarios alimentarios en más comunidades, podemos fortalecer y acortar la cadena de suministro de alimentos y construir comunidades económica y físicamente saludables en las que todos tienen la oportunidad de prosperar.

El Sardinero es una empresa que está comprometida con mejorar la calidad de vida de sus trabajadores y comunidades, entablando relaciones, que busquen contribuir al mejoramiento del entorno con acciones de respeto hacia el medio ambiente, las comunidades y el entorno, impulsando el autosustento.

Pollo a la mantequilla

¿Te apetece una versión saludable de tu pollo al curry favorito los viernes por la noche? El pollo se puede marinar el día anterior para que pueda avanzar en su preparación.

INGREDIENTES:

 500g de muslos de pollo deshuesados y sin piel

Para el adobo

 Jugo de 1 limón
 2 cucharaditas de comino molido
 2 cucharaditas de pimentón
 1-2 cucharaditas de chile picante en polvo
 200g de yogurt natural

Para el curry

 2 cucharadas de aceite vegetal
 1 cebolla grande picada
 3 dientes de ajo machacados
 1 chile verde, sin semillas y finamente picado (opcional)
 trozo de jengibre del tamaño de un pulgar, rallado
 3 cucharadas de puré de tomate
 300 ml de caldo de pollo
 50g de almendras en copos, tostadas

Para servir (opcional)

 arroz cocido
 pan 
 chutney de mango o pepinillo de lima
 cilantro fresco
 rodajas de limón

MÉTODO:

PASO 1:

 En un tazón mediano, mezcle todos los ingredientes de la marinada con un poco de condimento. Pica el pollo en trozos pequeños y mézclalo con la marinada. Cubra y enfríe en el refrigerador durante 1 hora o toda la noche.

PASO 2:

 En una cacerola grande y pesada, caliente el aceite. Agrega la cebolla, el ajo, la guindilla verde, el jengibre y un poco de condimento. Freír a fuego medio durante 10 minutos o hasta que estén blandas.

PASO 3:

 Agregue las especias con el puré de tomate, cocine por 2 minutos más hasta que estén fragantes, luego agregue el caldo y el pollo adobado. Cocine durante 15 minutos, luego agregue el adobo restante que quede en el tazón. Cocine a fuego lento durante 5 minutos, luego espolvoree con las almendras tostadas. Sirva con arroz, pan naan, chutney, cilantro y rodajas de lima, si lo desea.